SeguriDAS democrática

Tema
de la semana: Interceptación ilegal de llamadas (“Chuzadas”)

 

– “Pocos dudan de que las chuzadas a teléfonos y correos electrónicos
sean una política de Uribe. Ha sido siempre el recurso de todo déspota.

Ni los más altos funcionarios se sienten seguros de que no sea una medida
—algo paranoica sí— tomada a la tapiñonga por el Presidente. Lo cual quiere
decir que su excelencia tampoco se siente seguro de aliados como Juan Manuel
Santos. Con toda razón, por lo demás. Me parece más grave la chuzada a
periodistas. No digo a los más conocidos, como Julito, Darío Arizmendi o
Alejandro Santos. Ni al más imbécil se le puede ocurrir que ellos estén
conspirando. Lo que el Gobierno busca es tener un mapa detallado de las fuentes
de información de los periodistas. El blanco, como dicen los militares, no son
propiamente los editorialistas, sino los redactores y reporteros que reciben
llamadas, hacen citas y comentan por teléfono o por internet los contextos de
la noticia.

Dicho de otra manera: es un atentado contra el derecho y el deber que
tienen los periodistas de no revelar sus fuentes. Con la sola noticia de que se
chuza a diestra y siniestra se cohíbe y hasta anula la libertad de
investigación e información. En el fondo lo que el Gobierno busca es que toda
la información esté sometida a las fuentes oficiales. La SIP —tan celosa
siempre de la libertad de expresión— debe pronunciarse y denunciar el
atropello. La solución que le dio el Gobierno al problema es ridícula: poner a
la Policía a vigilar al DAS es como amarrar un gato con longaniza.” (Alfredo
Molano Bravo: “Temas”, Elespectador.com,
28 Febrero 2009)

 

– “La solución a la crisis generada por el Gobierno en el DAS,
consistente en que no siga realizando las interceptaciones decretadas con orden
judicial, porque en lo sucesivo las hará la Policía, es una farsa. Lo que
queremos todos es que no se continúe interceptando sin orden judicial a
magistrados de la Corte Suprema, periodistas, opositores y críticos del
régimen, como lo ha hecho descaradamente el gobierno de Uribe” (…) “Trasladar
a la Policía la función de interceptar que tiene el DAS, es cambiar de ratones,
no de queso” (…)

“Tampoco hay fe en lo que vaya a averiguar la Fiscalía, si se tiene en
cuenta que a sus agentes no se les ocurrió entrar por la fuerza a una de las
salas del DAS, cuando con las más idiotas excusas les impidieron el ingreso al
sitio donde están las pruebas del crimen ordenado desde la cumbre del poder. Y
peor que el Fiscal no haya protestado, cuando el Gobierno en vez de acatar su
orden de cerrar las salas del DAS, se burló de ella, entregándoselas a la
Policía. Eso es lo más parecido al fraude a resolución judicial.”

(Ramiro Bejarano Guzmán: Aló,
¿Presidente?
, Elespectador.com, 28 Febrero 2009)

 

– “Adolorido se mostró el Sr. Uribe por cuenta de las ‘chuzadas’ de su
Departamento de Seguridad a los opositores, periodistas y magistrados y, por
supuesto, a uno que otro funcionario del Gobierno con la finalidad de hacernos
creer que ellos son víctimas de lo que Fabio Valencia ha dado en llamar “una
mafia que pretende desestabilizar al Estado”.

“En eso le asiste parcialmente la razón, pero lo que no dice el hermano
de Guillermo León es que esa mafia es la misma que ha desestabilizado nuestra
democracia desde el 7 de agosto de 2002 y que pretende perpetuarse en el poder.”
(…)

“Por fortuna tenemos una Corte Suprema decente, por lo que a la
autoinfiltrada mafia no se le ocurrió nada distinto que ‘chuzar’ a los
magistrados estrellas. Este episodio por sí solo debería ser razón suficiente
para que intervenga en Colombia la Corte Penal Internacional, pues ésta es  la prueba reina de que el régimen no quiere
que la Suprema investigue los vínculos del Gobierno con los paramilitares.

“Recordemos que una de las causales para que la Corte Penal Internacional
intervenga, es que el Estado no pueda o no quiera ejercer justicia. Y es
absolutamente claro que con el nefasto proceder de la oficina de inteligencia
del Estado, los magistrados de la Suprema no pueden cumplir con sus funciones
legales pues se está obstruyendo la recta administración de justicia a través
de interceptaciones y amenazas.

“En buena hora la Suprema ha decidió poner en conocimiento de la ONU este
episodio criminal y bochornoso urdido desde el Ejecutivo con la finalidad de,
por un lado, perpetuar al Sr. Uribe en el poder y, por el otro, de arrodillar a
los opositores.”

(Felipe Zuleta Lleras: Se
autoinfiltraron
, Elespectador.com, 28 Febrero 2009



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s