Poemas para una ofrenda (Horacio Ayala)

PRIMERA CANCIÓN PARA EL GUARDÍAN DEL HOMBRE

 

Para que no te mire el ángel

con tristeza

aprende a medir tus actos

tus pasos

 

Cata las palabras

 

Salmodia con dulzura

para que sus alas

se desplieguen dichosas

 

No lo conturbes

Mira que te guarda

mira que te pedirá cuentas

 

Guárdalo tú también entonces

pulsa las cuerdas

regocíjalo

con tu arpa

 

 

 

 

EPIFANÍA

 

Cada día abre tus ojos

y mira bien

el resplandor de los seres

encontrados a tu paso

 

Oye sus voves

semejantes a la noria

 

gusta, palpa, besa

 

Entonces eleva las manos

 

Alzada ya la copa

oh hijo de hombre

el reino

está en ti

 

 

DÁDIVA

 

Tan cierta como la tristeza

que habita el corazón

 

la alegría que de ti llega

en el breve lapso de mis días

 

en este reino, en este mundo

 

 

SALMO V

 

Como la doncella

que al entregarse concede

su saliva melodiosa

 

y la mano del hombre

toca en su piel

creada por amor

un barro nuevo

 

Que así sea nuestra entrega

 

Que así sea

oh alfarero

de vasos de honra

 

oh creador

de instrumentos músicos

 

 

Miguel Horacio Ayala Abuabara (Mompós, 1965):

POEMAS PARA UNA OFRENDA – Cartago, Valle, Colombia, 2006

 

Anuncios

2 comentarios on “Poemas para una ofrenda (Horacio Ayala)”

  1. Horacio ayala dice:

    Muchas gracias por la publicación, argunauta. ¿Quién eres? Saludos, Miguel Horacio Ayala.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s