¿Cui bono?

¿CUI BONO?

 

Un viejo truco detectivesco aconseja preguntar ante un crimen
¿a quién beneficia? En el caso del secuestro y asesinato del gobernador del Caquetá
la respuesta, paradójicamente, apunta a Uribe como el principal beneficiario.

Le sirve para justificar su política de rescate a sangre y
fuego de los secuestrados (Ni por un momento se le pasa por la cabeza que esa
política es una sentencia de muerte indirecta, o sí se le pasa, pero disimula).
Ya desde antes de saberse de la muerte del gobernador había salido en los
medios a justificar su orden de rescate como respuesta a los desagradecidos
bandidos que respondían con un secuestro a la generosa oferta del gobierno de
facilitar la liberación de los secuestrados (dijo que “el gobierno ha cumplido –entre
comillas- todas las condiciones de las far”; aunque no se sabe si las comillas
van antes o después del guión…).

Le sirve para justificar una vez más la imagen de las Farc
como un grupo de bandidos narcoterroristas –enfatizó lo de terroristas, que es
lo que se vende en el norte y molesta en la selva. Le sirve, pues, para
reclamar más seguridad democrática y más reelección.

Si lo hubieran planeado, no les habría salido tan bien. Salió
todo el cotorro político, gremial y hasta eclesiástico (monseñor Rubyano
aplaudiendo el rescate a sangre y fuego) a rodear al Presidente y a clamar por
más seguridad democrática.

Me imagino al Padre Furibe de Los reencauchados terminando
su monserga con “gracias eternas a los señores bandidos de la far por los
favores recibidos”

 

Coletilla sin trineo:
Si el Ministro Silva no miente (cuando dice que no saben nada de aviones espía)
y si los habitantes de la frontera venezolana tampoco mienten (cuando afirman
que vieron el avión, y no el trineo de Papá Noel, que sólo sale el 24 a
medianoche), entonces hay un tercero haciendo travesuras. ¡Apuesto a que
adivino quién es!

Coletilla inmodesta:
Hace meses predije en este blog que la licitación para el tercer canal de tv
estaba arreglada de entrada. Nació vendido y comprado, dije entonces. Los
hechos que estamos viviendo parecen darme la razón. Ya estoy asustado con esta
capacidad mía para oler los torcidos, pero que le vamos a hacer si somos
intuitivos (¡modestia, apártate! Vieja pacata)

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s