Hecatombio II

HECATOMBIO SEGUNDO

UNA HISTORIA FANTÁSTICA

 

Adolfo León Gómez Giraldo

Profesor de la Universidad del Valle

Socio Sociedad Colombiana de
Filosofía

 

Esta es la historia de un joven que originalmente se
llamaba Fidípides por su afición a los caballos de paso. Era hijo de
Hipodomante un gran propietario de caballos que tenía buenas alianzas con los
parecios – aristócratas esclavistas de la región de Angostia que eran llamados
dorios antiguamente. A raíz de algunas diferencias notorias con los farcios – pueblo
salvaje que habitaba las regiones bárbaras aledañas a la civilización de
Angostia – Hipodomante fue secuestrado por ellos y murió.

Fidípides juró ante los dioses vengar su vida y
organizó con los parecios, aliados con los narcios, lo que los historiadores
han llamado después, la liga de Ralicia. Esta liga se propuso refundar la Polis
y declaró la guerra no solo a los farcios, sino también a todos los que se
opusieran a los designios de su dominación de la polis, es decir, a los ilotas,
periecos, metecos pobres y esclavos insubordinados. Fidípides aprovechó el
golpe para proclamarse Hecatombio primero.

Fidípides había asistido a una escuela de sofistas
donde se enseñaba la destreza en el arte del discurso justo, pero también del
injusto. Uno de sus principales maestros en el arte del discurso doble fue
Guaviriloño Leyo, el más temido orador de la época en el arte del sic et non simultáneo.

En su primer arcontado, realizado con el favor de
los parecios, Fidípides parecía inclinarse por el primer discurso justo:
hablaba con las gentes del demos, les preguntaba si tenían suficientes higos y
aceite, y leña para consumir en invierno. Hacia discursos demagógicos para
todos – a quienes congregaba periódicamente – y loaba el bienestar de la ciudad
gracias a la explotación de los metales y a la producción de aceite, aunque –
es obvio-, esto lo hacían antes que él los ilotas y los esclavos-; ayudado con
las inversiones en sestercios y dracmas que hacían los metecos del norte, sus
aliados, pudo aumentar sus gastos de las cajas del arcontado.

Hacía en sus reuniones de Sabat – aunque seguía
siendo pagano-, grandes Hecatombes, de allí su nombre.

Recordemos que una hecatombe – en su sentido
primigenio -, es "el sacrificio de cien bovinos en honor a los
dioses". En ella invocaba a la divina Moira-, que los cristianos
posteriores llamarán Providencia-, a Zeus y a su querida esposa Hera, la de los
ojos morenos. En las hecatombes – como bien lo cuenta Homero-, se asaban los
bóvidos y las grasas de los asados – "la divina grasa", subía al
Olimpo, para gloria de Zeus y su cortejo-, pero las carnitas asadas se
repartían a los asistentes: un trocito por acá, un trocito por allá para las
fratrías pragmáticas.

Por supuesto, los trozos más grandes quedaban en
manos de su séquito. Ellos comían una gran tajada. Según dicen los cronistas,
los dos más beneficiados fueron sus dos hijos, los Fidípidas Toméstico y
Hierosolimio quienes, además de la gran tajada de la hecatombe, pudieron
explotar a todos los artesanos de Angostia, para comercializarles sus productos
en la polis y fuera de ella entre los bárbaros. Dicen los cronistas que incluso
se apoderaron de terrenos, abandonados por esclavos fugitivos, que luego
convirtieron en terrenos acropolitanos.

Sin embargo, lo más importante de su arcontado, fue
el preparar la postulación de su segundo arcontado que, aunque contrario a las
leyes de la polis, logró gracias al apoyo de los parecios y a otras alianzas
con los jerarcas religiosos y algunos aristócratas ultra esclavistas, quienes
lo salvaron del ostracismo, institución democrática inventada por la polis para
impedir que los poderosos se perpetuaran en poder.

En su segunda arcontado, Hecatombio segundo, decidió
declararse Postumio. Postumio, según cuentan los mitos de la más remota
antigüedad, es un rey que quiso gobernar después de vivir, es decir, después de
muerto – post humus, quieres decir
eso, después de volverse tierra, humus.

Entonces comenzó su campaña guerrera. Los servicios
de espionaje iniciaron trabajos de zapa: sus escribas en los papiros
consignaban todo el chismorreo de la gente en el ágora y sus cantinas; e,
incluso, compraron a los sirvientes para espiar la vida privada de los
ciudadanos y de otros magistrados. Sobre todo, recurrieron al método – ese el
camino – de los pseudo empíricos, llamados posteriormente, por los juristas
occidentales del monje Hildebrando, crimina
lesae humanitatis
.

El crimen pseudo empírico consistía en asesinar – a
mansalva, sobre seguro y en despoblado – a los ilotas para hacerlos pasar por
farcios. Esto era para ellos "limpieza social", aunque, el Código de
Micurgo nunca tipificó este delito como un deber social de recolección de
basura.

Lo más grave, lo más, los más, to megisto, sucedió cuando se supo en los rumores del ágora que
Hecatombio, asesorado por Fidipiquitón, había regalado a los parecios, el
dinero que le habían tributado forzosamente los ilotas y que los parecios
invirtieron en nuevas plantaciones de aceite para asegurar su futuro.

Hecatombio segundo se empecinó en postumiarse. En
una de las asambleas del pueblo – en una de sus crisis delirantes -, invocó su vía crucis animae, recurriendo a un
estratagema cristiano que había escuchado en la calle de fanáticos de la secta onus tou Өeou. Su último recurso, en
otra Asamblea, fue acudir a la maje
democratica
que, en sus últimos cursos en la escuela de sofistas, se
llamaba politeia doxástica, y que el
cristiano italiano Maquiavo bautizó cientos de años después "ragione de stato", que conduce
naturalmente al "colupus".

Hasta aquí cuentan los cronistas.

Sin embargo, CRONOS- El Tiempo- además de darle buen
entierro a Postumio se apiadó de la Humanidad, y le concedió un sucesor pos-postumio que siguió gobernando, con
muchas hecatombes, mucha carnita por allí y por allá, y grandes tajadas por
acá.

Historiadores recientes han descubierto que Angostia
regresó a su normalidad total: los parecios reconocieron algunos derechos
políticos y sociales, a los periecos y metecos pobres, y, también, a los
farcios y que viven en relativa paz, en la creencia de que "la razón es la
capacidad de resolver el mayor número de conflictos con el menor uso de la
violencia", según dice Dolfitez[i] en sus
memorias prehumias.

 

GLOSARIO

 

Fidípides e Hipodamante
(o) cuasi personajes de la comedia de Aristófanes Las Nubes. El sofista de esta
comedia es Sócrates, pero un Sócrates tricéfalo que reúne a Protágoras,
Anaxágoras y al supuesto Sócrates real. De allí que el maestro de Fidípides sea
tambien Gavirioloño leyo.

Sic et non es una
expresión que significa si y no, el discurso afirmativo (tesis) y su contrario
(antítesis).

El sabat es el día de
descanso consagrado a Yahvé entre los judíos.

Fratrías pragmáticas son
clanes o familias muy “avisadas“.

Fidípidas son los
descendientes de Fidípides, así como los Atridas (Agamenón y Menilao) eran
descendientes de Atreo.

Acropolitano quiere decir
que hace parte de la acrópolis o centro de la ciudad, y que hoy podría llamarse
metropolitano.

pseudo empírico puede traducirse
como falsamente empírico

crimina lesae humanitatis
es una expresión latina: crímenes de lesa (herida) humanidad.

via crucis animae es
expresión latina que traduce vía crucis del alma.

onus tou Өeou es una
mezcla grecolatina que traduce "peso o carga de Dios".

majé democrática es en
griego, "lucha (o poder) democrática”.

Politeia doxástica es un
invento que quiere decir algo así como "política opinativa".

polis es la ciudad o
estado ciudad

demos es el pueblo

colupus es golpe

 

Atisbos Analíticos, Número 110, año 11, Santiago de Cali, febrero 2010

NOTA: Los Atisbos Analíticos agradecen su replicación siempre que se
cite la fuente.



[i]
Dolfitez es un filo-filósofo que no pudo ser reseñado en las crónicas de
Diógenes Laercio porque, lamentablemente, vivió mil ochocientos años después.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s