Un mirón en La Granja (2)

Casi no he atisbado el movimiento de La Granja. No parece que me haya perdido de mucho. Sí alcancé a escuchar tres momentos que me dieron qué pensar:
1. En un monólogo frente a la cámara, Rico dijo algo cómo que el juego consistía en escoger entre hacer algo para mantener la buena convivencia o hacerlo por estrategia, para ganar el juego. El muchacho tal vez no sabe el profundo significado que tienen esas palabras. El “Reality” es un reflejo de la realidad. En esta también sucede que, a veces tenemos que hacer cosas por razones, digamos, morales; y otras tenemos que optar por lo que nos beneficie personalmente, así ello implique que otros salgan afectados.

2. En otro monólogo aparece Benjamín (ex ramoncito) y opina sobre el conflicto entre Nava y la chica de la cocina (que ya había salido en la reunión convocada para tratar el “caso Nava” acusando a Julio de pantallero, de hacer doble juego) y dice que cada uno de ellos ve en el otro su propio reflejo, que no reconoce esas actitudes negativas en sí mismo y le ve reflejadas en el otro. Profundísimo Benjamín, lo que demuestra que los feos somos sicólogos natos, desde Sócrates.

3. En el duelo entre Navas y Ana María (esto de no recordar los nombres de los actores de reparto me empieza a preocupar) a algunos (sobre todo, a algunas) les sorprendió que Nava escogiera la prueba de fuerza. Él escogió ir a la segura, no arriesgarse al ridículo de perder. Los sorprendidos no toman esto en cuenta, o lo ven como una falta. Así como tampoco toman en cuenta que la chica a expresado su deseo de salir del juego por razones de salud. Nava ha actuado estratégicamente, sus críticos esperaban una actuación según valores morales establecidos en la convivencia social: el más fuerte (sobre todo si es un hombre) no debe ejercer su fuerza en contra del débil (especialmente si es una mujer). Pero se supone que en el juego, que siempre es estratégico, las chicas entraron a competir en igualdad de condiciones con los varones…
(Los realizadores trataron de equilibrar las fuerzas agregando 25 kilos a la carga de Nava, pero supongo que eso no hará ver menos grave su falta de “compasión”)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s