Un mirón en La Granja (III)

Un mirón en La Granja (III)

El peso ‘ethico’ del pasado

Los “reality shows”, en la medida en que son “reality” reflejan la realidad; en la medida en que son “show” ofrecen un espectáculo, una diversión. Sabiendo esto, dan un buen material de reflexión para las ciencias como la psicología, la etnología y las ciencias del lenguaje, cada vez más interesadas en el intercambio lingüístico cotidiano.

El aspecto del espectáculo se ve principalmente en las pruebas, aquí se trata de estrategias y habilidades (lo que Habermas llama “acciones teleológicas instrumentales y estratégicas”). El aspecto de “reality” se ve, sobre todo, en la convivencia. Aquí se trata del enfrentamiento de las personalidades (los ‘egos’, las máscaras, las identidades subjetivas) y del intento de hacer pactos y acuerdos, tanto para mejorar estrategias como para mejorar la convivencia misma (mediante lo que Habermas llama “acción comunicativa”).

Es en este segundo aspecto donde quisiera concentrarme, sin perder de vista que los “jugadores” tienen, en principio, un mero objetivo estratégico: ganar el juego y obtener el premio. En los capítulos de ayer y hoy (diciembre 13 y 14) han estallado un par de conflictos, o dos caras de un mismo conflicto, que me permiten puntualizar un primer aspecto, llamémoslo “el peso ‘ethico’ del pasado”. Me explico:

Como saben todos los estudiosos de la retórica, Aristóteles planteó que la fuerza persuasiva del discurso depende de tres cosas: el ethos del orador, el pathos del auditorio y el logos del discurso. Aunque miles de páginas se han escrito sobre estos tres conceptos aristotélicos, aquí nos contentamos con una definición simple. Se trata de la imagen que el auditorio se hace del orador (de su ethos, carácter o talante); de las pasiones que el orador quiere mover en su auditorio (pathos), y de las características lógicas, formales y estilísticas del discurso mismo (logos). Ahora bien, el ethos del orador depende de varias cosas: de lo que el auditorio sabe sobre el orador (ethos previo), de lo que el orador quiere expresar de sí mismo ante el público (ethos pretendido) y de lo que el auditorio infiere de sus palabras y presentación (ethos derivado). Aunque Aristóteles estaba más interesado en el ethos que el orador podía expresar mediante el discurso explícito, no hay razón para atenernos solo a él.

Quiero ilustrar lo dicho con los mencionados conflictos. En el primer caso, Tatiana, una chica que tiene un desencuentro con el “capataz” Nava, que le reclama por preferir la cama al cumplimiento de sus deberes, sale en su monólogo frente a la pantalla (aquí su auditorio son los televidentes) acusando a Nava de aparentar buen comportamiento para “lavar” la imagen previa que tiene por haber mordido (“arrancado” dice ella) la nariz de alguien en una pelea de borrachos. Nava desconoce esta acusación de Tatiana, pero en un monólogo ante cámara ha dicho que quiere olvidar ese mal momento y volver a empezar.

En el segundo caso, Tatiana tiene una discusión con un miembro del grupo, Pietro,  quien responde estruendosamente (rechazando a gritos el haber sido gritado por la chica). Las cámaras toman a Tatiana comentando a una compañera que Pietro está disgustado porque ella sabe que el salió de su último trabajo por incompetente. Una vez más, la acusación se apoya en la idea del ethos previo del personaje (en la disputa se intercambian los roles de orador y auditorio). Creo que no se trata de una disputa orientada por la estrategia de grupo, sino de una dificultad de la convivencia, de un obstáculo para que funcione la acción comunicativa o “acción orientada al entendimiento” (Habermas).

Continuará



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s